DIOS
TE AMA
PERSONALMENTE
TITULO RENOVACION CARISMATICA DEL LEVANTE

SEMANA DE ORACIÓN 2016

SEMANA DE ORACIÓN DEL 3 AL 7 DE AGOSTO DE 2016
TORRENTE (VALENCIA).
IMPARTIDA POR NOEL CHIRCOP DE MALTA.

Un año más se ha celebrado la Semana de Oración, que tantos gratos recuerdos nos trae a los que hemos participado en varias ocasiones. A través de muchos años, esta Semana se ha ido consolidando, al mismo tiempo que ha traído a nuestra Regional abundantes frutos.

Este año se ha realizado en Torrente (Valencia) bajo la dirección de nuestro hermano Noel Chircop de Malta. Noel ha sabido llevarla con una exquisitez extraordinaria, al mismo tiempo con una profundidad espiritual que llegaba a todos los corazones.

Hemos sido 50 hermanos, qué gracias a esta nueva llamada del Señor hemos compartido este tiempo de gracia. Hermanos de todos los rincones de nuestra Provincia Eclesiástica de Levante: Mallorca, Castellón, Valencia y Alicante. También hubo hermanos de Murcia que, año tras año, son asiduos a esta llamada. Entre todos, hemos vivido unos días entrañables, de hermosa fraternidad, con un clima de unidad  como si fuésemos una sola familia, y unidos a toda la Iglesia.

Me ha admirado la apertura, sinceridad y humildad con qué hemos compartido la experiencia vivida por cada uno y lo qué el Señor ha hecho y sigue haciendo en nosotros, transformando nuestras vidas, en donde, tantas veces, el dolor se transforma en paz y esperanza.
La ORACIÓN ha sido, como no podía ser de otra manera, el pilar principal de estos 5 días.

Un momento especial fue el viernes por la noche en donde pudimos recibir el sacramento de la penitencia con el P. Pablo y tres sacerdotes más que le acompañaron. Durante la Exposición con el Santísimo fue otro momento de gracia y bendición. Noel nos instó a que hablásemos a Dios de nuestros hermanos, para poder hablarles después de Él.

Doy gracias a Dios por todo lo vivido en estos cinco días intensos de oración y de compartir con todos  los hermanos. Gracias a  Noel que se ha dejado empapar de la gracia  del Espíritu y así nos lo ha transmitido. A los hermanos del ministerio de música que tan grandemente han colaborado en todo momento. Al P. Pablo y a sus hermanos en el sacerdocio; él ha sido un carismático más con su alabanza en las eucaristías, sus homilías tan ungidas y su entrega total a Dios en los hermanos.

Quiero dar las gracias a Dios, de una manera especial,  por mi antecesora, Dori y a su esposo Miguel; su servicio, entrega y generosidad ha sido un derroche para todos nosotros. Y gracias también a todos los que han participado con su compartir y presencia, sumamente enriquecedora. Gracias.

Y cómo no. Gracias  a María, madre de Jesús y madre nuestra,  por su compañía y su intercesión en todo momento. ¡Gracias!

A continuación deseamos presentar, a modo de resumen, ideas que hemos recogido a través de las enseñanzas de Noel.

JUEVES, 4 DE AGOSTO.

El tema que desarrolló Noel fue tal como se le había pedido: sobre las Obras de Misericordia. Tema tan propicio en este año, proclamado por el Papa Francisco, como el año de la Misericordia. “Misericordiosos como el Padre”.

Se tomaron las obras de Misericordia espirituales, ya que el año pasado se tomaron las corporales.

Noel comenzó diciendo que las obras Corporales son la consecuencia de las obras Espirituales; las unas nos llevan a las otras, con “perspectiva  de eternidad”. Somos carteros de la Misericordia de Dios; damos de lo que tenemos.

Tenemos que aprender, nos decía, del Señor, a ser obedientes y mansos. Necesitamos ser mojados por Él. La Semana de oración,  es semana de gracia.

Para enseñar, necesitamos saber. Para corregir, necesitamos coraje y amor. Para consolar,  ser compasivos. Para rezar, ser perseverante y disciplinados; que no dependa del momento en que me encuentro, si tengo ganas o no, si estoy alegre o triste, etc.

Dichosos los que reconocen su pobreza espiritual porque el Señor nos dice: “Tengo una herencia para ti, la Vida eterna”. Reconocer mi pecado es una alegría; ¡Reconocerlo para no pecar más! Contra el pecado necesitamos ánimo, también animar al hermano. Recibir. Regalar. Consolar.

La primera Bienaventuranza es la puerta para las demás. Lo más importante no es el hacer sino el ser. Las gracias de Dios no la merezco y me la da, porque me ama y Jesús ha muerto por mí. Reconocer mi pecado, sí; angustiarme y vivir pensando en él, no. Se lo entrego al Señor; es lo único que tengo, que es mío y se lo entrego a Él.

Lucas 16, 19. El rico malo y Lázaro, el pobre.

“Id y preparad el camino”. Antes de ser misericordiosos tengo que experimentar la misericordia de Dios. ¿Qué necesito? Sanar las heridas. Confiar en el Señor, en su lluvia de gracias. Yo no tengo el control de mi vida.  Señor, enséñame.

Es tiempo de reconstruir para Dios. Si se me pide hacer algo que me supera, seguro que es de Dios. Ser discípulo de Cristo requiere aprender. (Efesios 4, 14 /5, 14).

Para poder enseñar,  VIVIR LA PALABRA DE DIOS. Enseñar al que no sabe. Corregir al que yerra. Dar buen consejo al que lo necesita. Para enseñar al que no sabe, necesitamos formación por eso debemos  insistir más en enseñanzas en los grupos. Necesitamos otro hermano en quien apoyarnos.

VIERNES, 5 DE AGOSTO.

La cruz y el perdón. Mateo 18,23.  El siervo sin entrañas.

Profecía: El Señor viene a vendar y a sanar los corazones heridos a sus hijos amados. “Hoy es el día de la liberación” nos anuncia Noel.

El precio de mi pecado es la cruz y Jesús lo tapa con su cuerpo. Noel nos presentó una dinámica muy hermosa que nos ha llegado a todos, donde hemos abrazado a todos y cada uno individualmente, como si abrazásemos a Jesús clavado en la cruz.

Jesús abraza la cruz y me abraza a mí.

Debo entregarle todo, mi pasado, mi presente y todo mi ser. Ser manso y humilde como Él.
El Papa Francisco lo ha dicho a los jóvenes en la J.M.J. “El valor de la memoria y el coraje” Hoy día de la Misericordia. Momento, tiempo de gracia. Tener coraje para entrar en la profundidad del misterio de la Cruz.

La humanidad entera está llamada a la vida espiritual. Oh somos cristianos, oh imitadores de los cristianos. Discernir bien desde la humildad y mansedumbre, con coraje, decisión y fuerza.

Tener una cara como de pedernal para, desde la cruz, defender la verdad, con delicadeza y mansedumbre, imitando a Cristo, el Maestro de la mansedumbre. (1 Pedro 3, 14-16: Juan 18,23)

La mayor tentación de Cristo: “Si eres hijo de Dios, baja de la cruz, tú que has resucitado a los muertos”. Le piden a Jesús para poder creer. Si hubiera bajado Jesús de la Cruz, ellos hubieran creído, pero nosotros no hubiéramos sido redimidos.

Desde la cruz nos dio a María que siempre nos acompaña, como le acompañó a Él hasta el sufrimiento, hasta el final.

Te necesito, Señor, como mi fuerza. Desde la cruz: Padre perdónalos que no saben lo que hacen. Yo no sé cuánto dolor causo a Jesús con mi pecado; si no, no pecaría.

SÁBADO, 6 DE AGOSTO.

Vivir con perspectiva de eternidad. Fe no adulterada. Decimos: el mundo cambia; y lo vemos como si todo está bien y no pasa nada. Rechacemos todo engaño e hipocresía, como la leche adulterada. (1ª Pedro 2, 1-3)

El Señor es fiel y sigue con nosotros y con nuestras preocupaciones. Que debemos cambiar su lugar, de la cabeza al corazón. Decirle:” Señor, yo llego hasta aquí, no sé más, no llego a más; el resto, sigue Tú”. El Señor viene a liberarme. De mi pecado más habitual, de mis distracciones, de todo lo que me estorba y no deja que me acerque a Él, viene a liberarme.

(Mateo 13,18) La parábola del sembrador
La semilla es buena. ¿Dónde cae?
Terreno pedregoso: falta de lucha.
Entre zarzas: mis vicios y apegos.
Al borde del camino: falta de  mi intimidad con Él.
En tierra fértil: mis deseos de de Él y mi disponibilidad.

 (Isaias 35, 4) Aquí estoy para rescataros.

En nuestros grupos necesitamos más formación.

Jesús en la barca: Hombres de poca fe. La barca es la Iglesia. Dios me agarra, me coge la mano. Necesitamos de alguien, de un hermano que nos guie. No dejarme llevar del impulso; tener autodominio, decir NO al mal.

Para terminar, quisiera añadir de mi parte: Cada frase que recibíamos de Noel eran dardos encendidos que llegaban a nuestro corazón y una vez adentro, los desmenuzaba para que quedasen bien arraigados. Una maravilla. Gloria al Señor.

Equipo Regional de Levante.
Mª José Zorita Villalba.